Por qué un diseñador de interiores puede cambiar tu vida

Al final del día, después de horas de reuniones de negocios o discutiendo con compañeros de trabajo, luchando contra el tráfico y lidiando con el café derramado, deberías poder volver a casa a un lugar que sea relajante y acogedor.

Desafortunadamente, muchas casas no tienen este espacio perfecto. Tal vez tu casa tiene un problema de desorden. Tal vez tus muebles no coinciden o tu fondo de pantalla no está actualizado.

Quizás el mayor problema de tu hogar es la alfombra antiestética o las pilas de cajas móviles sin tocar en el sótano. Cualquiera que sea el problema e su hogar, un diseñador puede ayudarte a pasar de «infeliz» a «contento».

Cuando contratas a un diseñador de interiores, no tienes que saber exactamente lo que quieres. Es su trabajo ayudarte a resolver eso. Tal vez solo desees que su hogar sea más espacioso, pero no puedes permitirse el lujo de adiciones costosas. Un diseñador de interiores puede examinar tu hogar y ofrecer sugerencias para crear un espacio visualmente más atractivo.

Por ejemplo, ¿sabías que los colores oscuros pueden hacer que una habitación se vea más pequeña? Un diseñador puede ofrecer sugerencias simples y económicas, como pintar su habitación con un color más claro o implementar un sistema de archivo u organización para que sus artículos creen una apariencia menos abarrotada.

Un diseñador de interiores puede trabajar en cualquier habitación de tu hogar o puede ayudarte a rediseñar toda tu casa.

Ya sea que simplemente desees ayuda para rehacer un baño de invitados en el piso de arriba o que tu vista sea un poco más dramática, como el rediseño de su hogar en un tema del oeste del país, tu diseñador de interiores puede ayudarte a llegar allí de la manera más fácil y sencilla posible.

Cuando tengas su primera reunión con interioristas en Barcelona, recuerde que estará tratando de descubrir exactamente lo que quiere, incluso si aún no sabes qué es eso.

Podría tomar fotografías o medidas o hacerte una serie de preguntas sobre cómo te sientes con respecto a tu habitación. Se abierto, honesto y directo con tu profesional de interiores para aprovechar al máximo la experiencia.

No te desanimes ante la idea de contratar a un diseñador de interiores si tienes un presupuesto limitado, ya que un decorador de interiores puede hacer que tu hogar se vea absolutamente increíble con algunos cambios simples que no son terriblemente costosos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *